Hubo otro tiempo en mi ciudad un tiempo de arboleda joven, de calles ordenadas y limpias por la falta de bolsas plásticas y botellas descartables. En aquel tiempo todos los vecinos se conocían y todos confiaban en el otro, las casas sin rejas, las bicicletas sin candados. En aquel tiempo que no viví pero que me lo contaron también había otra distracciones ir al cine Palais, ir a leer un libro al Centro Cultural Sarmiento o de vez en cuando una obra teatral, la clásica “vuelta al perro” los fines de semana a la estación por la calle principal o ir a escuchar a la banda municipal en la plaza, sí leyó bien, dije “banda de música”


Eran 19 vecinos unidos por una misma pasión, la música.
Sus nombres a penas rescatados por algún que otro familiar hijos o nietos los que no tuvieron descendencia imposible saber quienes eran.
Podemos decir que en aquella banda municipal que actúo entre el año los años 20 hasta los 40 en Florencio Varela estuvieron entre otros los Señores Martín Spinardi, Guillermo Gerelli, Julio Pérez y los señores de apellido Ben, Sapulla, Merigo y otro con el seudónimo “Quelindo” todos ellos estaban dirigido por el Señor Alfonso Tassi.
Cabe señalar que los integrantes de la banda tenían otras profesiones y no eran músicos profesionales.
La banda en sí según los datos recabados si bien se llamaba municipal, ésta los ayudaba con la compra de los instrumentos y sus integrantes no recibían sueldo alguno, lo hacían por el amor a la música, según los comentarios de algunos vecinos y notas periodísticas de la época tocaban sus retretas (marchas marciales) en el medio de la plaza Dr. Florencio Varela, donde acudían los vecinos para la misa, la banda siempre realizaba sus funciones antes y después de la celebración religiosa.
Un dato no menor nos los dio un vecina María Encarnación Merigo quien dijo que los músicos ensayaban en la calle 25 de Mayo altura Vélez Sarsfield en lo que se conocían como las “casitas del banco” (Banco Comercial hoy Asoc. Amigos del Tango) La señora Encarnación nos supo contar que su hermano integró la banda de música, que los instrumentos los guardaban en la municipalidad y que el municipio era dueño de los mimos, pero tenían entendido que los músicos no cobraban sueldo por eso.
Lamentablemente estas historias como tantas otras se fueron perdiendo y los documentos que la acreditaban también ya que en épocas de dictadura se quemaron muchos documentos y libros de contabilidad donde seguramente constaba todo esto.
La banda se extinguió allá por finales de los años 40 por la perdida de interés de sus integrantes y del mismo público también. Hay una versión de que se separa luego de un incendio que hubo en la municipalidad donde se perdió parte de los instrumentos musicales, solo algunos recuerdos quedan, un par de instrumentos en manos de la familia Spinardi, los recuerdos del hijo de Alfonso Tassi y algunas partituras, entre ellas hay una muy particular llamada “Saludo a Fcio. Varela” de autor anónimo que gracias a una gestión realizada por el docente Ángel Basta, Prof. Rosa María Fernández Melzi, Jorge Balado y quien suscribe Claudio Navarro fue rescatada del olvido y bajo un decreto 1230/03 promulgada como marcha oficial del partido de Florencio Varela.

Escuchar fragmento de Saludo a Varela versión computadorizada


Anuncios