Para contar ésta historia tendré que remitirme a la que contaron por años viejos vecinos de Florencio Varela, historiadores de este distrito y de la vecina Ciudad de Burzaco.

Tendré que poner en duda algunas historias escritas posteriormente y hacer caso a la traducción oral de los viejos vecinos de Varela, historia que supo recopilar el docente e historiador Angel Basta, hoy ya fallecido con el cual cultivaba una amistad y me supo mostrar documentación que contaba en su poder.

De más está decir que el antecesor de este hábil deporte proviene del llamado juego “Pelota Vasca” o sencillamente “Pelota” que fue introducido por los vascos incluso antes de nuestra independencia.

El primer frontón de “Pala” estaba ubicado a orillas del Río de la Plata por el año 1776.
Hay referencias del juego ya en un documento de 1779 que habla de una “plaza de pelota” en la esquina noroeste de las actuales calles Tacuarí y México

El historiador Vicente Fidel López cuenta en su “Crónica de la Revolución de Mayo” un episodio del 20 de Mayo de 1810: “Se me olvidaba decirte que en la cancha de Sotoca hubo esta mañana otro sanquintín entre arribeños y vizcaínos. Se jugaba un partido de pelota en que se habían desafiado al largo los paisanos el Blandengue, Cabecitas y Falucho, contra los vizcaínos Manopla, el Toro y Narigueta.

Este juego introducido por los vascos, consistía en pegarle fuerte a la pelota con el puño cerrado (hoy con un tabique de madera) contra un frontón para que el oponente pueda acertarle un contragolpe, el que más le erraba, perdía.

Para finales del 1800 cada pueblo tenía ya su frontón, donde todas las tardes se juntaban los comerciantes, empleados y gente de campo a disputar reñidos partidos por algún peso,42881905_2257408597812308_8875061424783622144_n

También en lo almacenes de campo era popular ese deporte.
y junto a la barajas, el sapo, la taba había siempre un frontón

La historia cuenta que allá por el año 1900, un vasco oriundo de Florencio Varela llamado Gabriel Martiren, inventó la forma de ganar más partidos, en un almacén en los fondos del distrito conocido como “Lo de Manuelin” de Manuel Camiccia.

Allí Martiren de origen Vasco Francés (Baigorri Francia) agarró por primera vez un hueso de vaca (espácula), no se sabe si para probar una nueva herramienta o solo lo hizo para bromear.

Lo cierto, es que Martiren apodado “El Vasco Sardina” fuera de toda broma, empezó a ganar los partidos que disputaba y pasó de ser “perdedor” a ganar todas las apuestas.

Esta historia se contó durante años en los fondos de Varela lugar de donde era oriundo Martiren, fue recopilada por historiadores como Ángel Basta en la misma Almacén de Manuelín, que aun está en pie en la calle Buenos Aires a metros de las nuevas penitenciarias.

Su historia fue corroborada y escrita también por el historiador Dr. Roberto Joaquín Gorriti en su libro “El origen del pueblo de Burzaco”)

Basta recuperó las anécdotas aun frescas donde contaba que Martiren perfeccionó su invento y para ello tomó unas tabla de cajón, donde venían embaladas las damajuanas de kerosene de entonces y perfeccionó el adminiculo allí nació la primera paleta tal cual hoy la conocemos.

La leyenda dice además que Gabriel le hizo una también a un amigo apodado “Pescador” y empezaron a jugar a la “pelota paleta”.
El primer partido oficial se presento en el año 1905 en una cancha cerrada del Hotel de Familias “La República Gaucha” de José Legris, que se encontraba en la calle Roca al 865 frente a la estación de Burzaco.

Cuentan que la cancha tenía balcones a los costados para el público que apostaba “fuerte”.

Martiren buscando ampliar el negocio de la lechería se mudó en 1909 a Diego de Alvear donde falleció en 1955, en su tumba hay una lápida que reza

“A la Memoria de Don Gabriel Martiren “Inventor de la Pelota a Paleta”.

Martiren y familia

El Dr.Gorriti historiador de Burzaco supò poner una placa de bronce en el frente del ex ”Hotel República Gaucha” recordando el momento del primer partido, que se extravío cuando se demolió y se construyo allí el Banco Nación.

Cabe destacar que por muchos años se jugo en el circuito del juego de pelota paleta la “Copa Gabriel Martiren” entre la Unión Argentina de Pelota (cancha abierta) y la Federación Argentina.

Martiren supo patentar su invento y explotarlo y perfeccionar con maderas más duras y tarugadas lo que empezó en una vieja almacén del fondo de Varela.

Claudio Navarro

Anuncios