pacho calvi 4 copia

Pocos cines pasaron tanto la historia como el Palais de Varela, tal vez, por sus características, sus anécdotas o por el lugar que se ganó en el corazón de aquellos niños que hoy grandes, magnifican su existencia.

Como muchas de las cosas que escribo no tuve la suerte de conocerlas ni de vivirlas, pero sí tuve la oportunidad de reportear a mis vecinos más antiguos, que me describieron con lujo de detalles lugares y personajes, que por su impronta quedaron el anecdotarios popular y se trasformaron con el paso del tiempo en mitos populares, de los cuales la gente hoy ya descree de su existencia.

Uno de eso mitos sin duda es el Cine, Teatro y Bar Palais” de Varela, porque salía de lo común y fue un adelantado a su tiempo.

cine palais

El cine Palais era propiedad de Ernesto Mayol un hacendado de Florencio Varela que tenía una quinta en la parte sur de la ciudad (hoy Barrio Mayol), tenía como socio (o empleado) a Ricardo Calvi, esto se duda porque en una nota su hijo Pacho Calvi me confirmó que “él creía que el cine era de su padre”, pero su tío Elido Calvi, le dijo que sólo lo regenteaba o lo tenía en una especie de comodato y que pasado un tiempo, el cine quedaba para el dueño del edificio que era Mayol.

Lo cierto es que Ricardo Calvi, hizo construir un cine como pocos en aquellos tiempos, con bar y heladería en su interior, pero no sólo eso tenia de diferentes sino que había un mecanicismo de engranajes y poleas, para que su techo se hiciera corredizo en las noches de verano.pacho calvi

El vecino Peite que era el acomodador, habría el techo para que se viera la noche estrellada.

El cine fue inaugurado en 1926 estaba ubicado en Huberto Primo 151 hoy Dr. Sallarés, (donde está hoy Carrefour expres)

El Sr. Calvi es recordado por muchos como una persona de buen corazón y muchos de aquellos niños que hoy peinan canas, se lamentan de haber engañado al pobre Ricardo diciéndole que “no tenían plata para la entrada”, para luego gastársela en la heladería contigua, propiedad de la familia Morbelli, esto me lo supo confesar el querido vecino hoy fallecido Luis Dicceco.

Una anécdota rescatada por el señor Jorge Balado cuenta que: Calvi hacía venir a los chicos huérfanos del Patronato de la Infancia de Don Orione a ver películas gratis los lunes a la mañana, cuando éstas eran de humor o aventurar como las de Chaplin o El Gordo y el Flaco.

Pacho Calvi hijo del dueño, recuerda que en esas ocasiones su padre las tenía que devolver a la compañía los lunes a la mañana, pero retrasaba algunas horas la entrega y “las llevábamos a la tarde en tren”, “yo era niño y lo acompañaba”

También el Sr. Pacho, nos contó una anécdota de su particular apodo y su origen y se debe a que un día cuando era muy niño, vino a tocar la orquesta de Juan Maglio Pacho (tango) al cine que también era teatro y el músico se encariño con él, por eso me empezaron a llamar “Pachito”.

Pacho Calvi, nos contó que al cine venían figuras del espectáculo muy importante para aquellos años, como Ignacio Corsini, Blanca Podestá números intencionales como los mejicanos Ortiz Tirado y José Mogica, etc.

Tal vez, hoy no le demos importancia a la existencia de
este cine, pero podemos imaginar lo importante que fue su incursión en el campo de lo cultura para los varelenses de comienzos de siglo XX al Sr. Ricardo Calvi sin duda se lo debe recordar por este hecho.

El cine Palais pasado un tiempo fue traspasado a Ernesto Mayol y Calvi viajo con su familia a Ayacucho donde puso otro cine pero sin demasiado éxito.
La historia lo ubica nuevamente después haciéndose cargo del cine Astor que funcionaba en la Sociedad Italiana La Patriótica.

Foto pucho 30

Una anécdota curiosa, en 1943 con motivo del segundo golpe de estado, el cine cambia de nombre la por runa orden del nuevo régimen ya que no se permitían nombres extranjeros en ningún tipo de marcas.
Ernesto Mayol entonces, que tenía un humor y una ironía muy recordada por sus vecinos, le puso entonces el nombre de “Gregoria Matorras del Ser de San Martín” muy nacional como largo para pronunciar.

El cine cerró sus puertas (según su última cartelera) por el año 1956 coincidiendo con el fallecimiento de Ernesto Mayol acaecido un año antes el 15-3-1955.

Otros cines de Varela

Hubo otros cines en Varela después del Palais, uno como ya dijimos fue el Astor que funcionaba en el salón principal de la Sociedad Italiana La Patriótica en Monteagudo 21, el mismo se encontraba a cargo el empresario capitalino Nicolás Di Fiore y en un tiempo también estuvo a cargo de la familia Paz, el cine clausuraba temporalmente su programa de funciones en la fechas de Carnaval donde se realizaban los clásicos bailes del club “Los Locos que se Divierten” los encargados de esta sala fueron entre otros los Sres. Osvaldo Haaker y Matías López.

El otro cine que funciono casi por seis décadas fue el cine Gran Rex de España 57, inaugurado en 1953 con la película El Manto Sagrado, sus dueño fue la familia Gonzáles que también tenia la farmacia en la esquina de Bocuzzi y España
Con capacidad para casi mil personas, el Rex estaba provisto y pertrechado, como los grandes cines de Capital Federal, con una pantalla de diez metros contaba con butacas en declive para una mejor visión, tenía telón y una cartel que subía y bajaba con publicidad local en medio de la pantalla.
Su acomodador se apellidaba Sarmiento.

En épocas de vacaciones de invierno el cine hacía promociones en las escuelas con los volantes de las películas y entregaba entradas gratis a los niños.

En el final de sus tiempos funcionó allí el Centro Cristiano Misionero donde también se realizaban espectáculos con figuras relevantes a nivel nacional, muchas veces se cedió la sala para espectáculos organizados por la comuna.

Claudio Navarro


Anuncios