Charles Sys el Campeón Belga nazi que vivió en Varela

Los más viejos de Varela lo recuerdan era un personaje enigmático, en aquel momento todos lo respetaban y querían, pero poco sabían de él hoy gracias a la informática, Internet y a una ardua investigación pudimos dar con algunos datos del campeón.
La primera dificultad que nos encontramos en nuestra investigación es que el tal Charles no era tal sino que era Karel Sys
Karel o Charles como lo recuerda la gente nació en Oostende Bélgica el 14 de febrero de 1914, era hijo de un artesano a los 18 años se convirtió en boxeador profesionales, luchó inicialmente como un peso welter y más tarde paso ala categoría peso pesado.
Su carrera fue muy exitosa y antes de la Segunda Guerra Mundial ya había logrado ser Campeón Europeo de peso pesado en 1941.
Sys vino a la Argentina casi sin fortuna en 1949 al sur de la Pcia. de Buenos Aires a Florencio Varela, pero consigo traía una historia  oscura que pocos conocían sus vecinos de Varela.

Durante la ocupación de su país por el ejército alemán Karel peleó varias veces en territorio alemán y estrechos lazos con la escena del boxeo alemán y los jerarcas nazis.
Una vez terminada la Segunda Guerra Mundial. Lo enjuiciaron en 1946 por colaborar con los emanes condenaron a un año de prisión y la prohibición de trabajar, es decir, ya no podía luchar en

Bélgica.Karel viajo a España porque tenía la esperanza que le concedieran una licencia allí pero fue obligado a trabajar como receptor. ganó dinero y en junio de 1949 viajo a la Argentina donde consiguió una licencia de boxeador.
Karel mientras hacía una vida apacible en Varela alternaba su profesión que lo llevaba a pelear por diferentes lugares del mundo con su profesión de relojero.
El 23 de junio de 1951 pelea con el gran Archi Moore que estaba de paso por el país, los especialistas de aquella época opinaban que Sys

le había ganado en los puntos pero los jueces le dieron la victoria al Campeón Mundial por respeto o por miedo.
Sys vivió muchísimo tiempo con su familia en al casona ubicada en Gral. José María Paz y Quintana que aun está en pie, cuentan los antiguos vecinos que era una buena persona de un día para el otro no se supo más nada de él y desapareció por lo lugares que solía frecuentar, sin embargo, pudimos averiguar que 1983 pudo regresar a su país natal ya que le condonaron la deuda que tenía con el fisco y porque su delito prescribió. Murió en su país a los 76 años el 19 de junio de 1990.
La historia del gran campeón belga quedó en el anecdotario de la localidad varelense y es por eso que la rescatamos para que pase del mito urbano a ser una concreta realidad.

Anuncios